pedroreina.net

Pedro Reina, gustos musicales

Son bastante amplios. Incluso me gustan sonidos que no se consideran música, como descubrí en un ¿concierto? en la universidad que se publicitaba como Festival de la libre expresión sonora.

Ante todo me gusta la música sin etiquetas, la música que fluye por sí misma sin encorsetarse en los parámetros de un género concreto. Me suelen gustar las mezclas, las combinaciones inesperadas, incluso aunque no alcancen los mejores niveles de calidad: siempre aplaudo el esfuerzo por caminar por caminos inexplorados.

Me resulta muy agradable el aspecto abstracto de la música, que deja mucho espacio para las emociones individuales de cada oyente. Por tanto, suelo preferir la música instrumental, sin que ello me impida disfrutar de una canción con letra. Si una composición tiene letra, me fijo mucho en que encajen bien música y letra.

Dicho todo esto, voy a hacer una descripción de mis gustos dividida en estilos, por ser algo de uso común, pero no porque me convenza la división en apartados.

Rock

Las primeras músicas que me impactaron fueron precisamente de rock, así que comienzo por este estilo.

Comencé a disfrutar de la música con dos obras: la ópera rock Jesus Christ Superstar, que vi en el cine, y el vinilo doble de Deep Purple Live in Japan, que me propuso un buen amigo que oyera en su casa. Estas dos obras se convirtieron en las referencias 1 y 2, repectivamente, de mi base de datos de música cuando las compré en cinta casete, dobles las dos. Por la misma época asistí a unos conciertos que se daban ¡por la mañana!: resulta que el colegio en el que estudiaba el último curso de secundaria (que se llamaba COU) compartía edificio con una emisora de radio, y en el salón de actos de la emisora se dieron varios conciertos bajo la etiqueta de rock progresivo. Aún recuerdo al director del centro de enseñanza entrando al concierto cuando se acababa el recreo para que volviéramos a clase.

King Crimson

Muy pronto se convirtió en mi grupo favorito, por muchísimas razones: su mezcla de estilos, su sonido peculiar, su atrevimiento e incluso la profundidad de sus letras. Disfruté, y lo sigo haciendo, de su primera época, desde In the court of the Crimson King hasta Red.

Cuando se disolvió el grupo, pensé que nunca volvería a oír nada nuevo de ellos, así que me sorprendió muy gratamente su vuelta en la década de los 1980 con una formación renovada. Nuevo sonido, nuevas ideas, pero la misma audacia.

Posteriormente vinieron otras formaciones, con nuevas ideas, y hasta el momento no me han defraudado nunca. Es cierto que con la explosión del uso de internet, este grupo (o su discográfica, o su cerebro Robert Fripp) ha descubierto la gallina de los huevos de oro y venden cualquier material que hayan grabado, por mala que sea la calidad técnica de la grabación. Una pena, en mi opinión; la senda ya la comenzó el pésimo Earthbound, que solo recomiendo a los muy fanáticos del grupo, pero ahora se ha multiplicado hasta la saciedad. Recomiendo a quienes se acerquen a este grupo que vayan por orden cronológico recorriendo su discografía en estudio y se salten las grabaciones malas de directos que sean antiguas.

He podido disfrutar dos veces de conciertos de King Crimson, pero en condiciones que no eran buenas según mis criterios. Una vez en el Parque de Atracciones (al aire libre) y otra vez en la sala Riviera (de pie y con una acústica pésima); ambas veces en Madrid. Y ninguna de las dos veces tocó mi batería favorito, Bill Bruford.

Jethro Tull

Este grupo combina con éxito varios tipos de música (rock, blues, folk) con un estilo y un sonido muy original. Se perdona el egocentrismo de su líder absoluto, Ian Anderson, por la gran calidad de su música.

Ha pasado, y pasa, por varias etapas diferentes; mi favorita es la que culminó con el disco Bursting Out; aunque mi disco favorito, no solo de este grupo, sino en general, es Thick as a brick, que he comprado en varios formatos físicos: primero en cinta casete, luego en vinilo y finalmente en disco compacto. ¡Y Ian Anderson se quejaba de que las grabaciones caseras de sus discos en cinta iban a arruinar el negocio musical!

Les ha visto en dos conciertos: el de la gira del disco The broadsword and the beast, en el Pabellón del Real Madrid (ya demolido) y en Alcorcón (en un concierto gratuito).

Frank Zappa

Un visionario, un adelantado a su tiempo, un músico generoso, un gran compositor, un virtuoso en el escenario, comprometido política y socialmente, este hombre era un gran hombre. Aún recuerdo el doloroso momento en que leí en un periódico la noticia de su muerte con solo 52 años. Siempre me pregunto qué podría haber compuesto si continuara vivo, él que ofreció una magnífica muestra de uso del Synclavier; destaco su disco Jazz from Hell, del que me gusta especialmente G-Spot Tornado.

Su discografía es tan grande que no la he oído completa. De mi colección destaco Hot rats y One size fits all, además del que ya he comentado. Son discos que me llevan acompañando toda la vida.

Pude ver un concierto suyo con una orquesta completa en el antiguo rockódromo de Madrid, que fue demolido para construir en su solar el Madrid Arena. Ya estaba enfermo y principalmente dirigía, pero fue un cocierto maravilloso. Es muy recomendable su versión del Bolero de Ravel, completamente distinta de lo habitual.

Yes

De los representantes del llamado rock sinfónico, Yes es el grupo que más me gusta. Principalmente la primera época, de la que destaco los discos Close to the edge, Relayer y Tales from topographic oceans. De años posteriores me gustó especialmente 90125.

Para quien se acerque a este grupo, les doy una advertencia: ha publicado muchísimas recopilaciones; yo prefiero los discos con material original.

He estado en dos conciertos de Yes: el primero, en el campo de fútbol del Rayo Vallecano y el segundo, en el Palacio de los Deportes, con Bill Bruford en la formación.

Led Zeppelin

Muchos críticos dirán que este grupo basa sus composiciones en los clásicos del blues, y seguramente tendrán razón. Pero a mí me parece muy original el tratamiento que le dan. De su discografía me quedo especialmente con el disco The song remains the same, del que hay película que fui a ver al cine a falta de poder ir a verlos en directo.

Otros grupos

Además de los grupos señalados, me gustan mucho Génesis, Emerson, Lake and Palmer, Peter Gabriel, Dire Straits, The Police, Camel, Cream, Björk, Imán, algunos discos de Pink Floyd, de Deep Purple, etc.

Tengo algún disco de The Rolling Stones, y los puedo oír perfectamente, pero no me entusiasman. Lo mismo puedo decir de Bruce Springsteen y otros grupos.

Dobles en directo

Hay varios discos en los que coinciden varias condiciones: me gustan mucho, están grabados en directo y son dobles. Sin un orden concreto, son:

Jazz

Me empecé a interesar por el jazz en los primeros cursos de la universidad, comprando una colección de libros y casetes y asistiendo a muchos conciertos. En esa época conocí las vertientes más clásicas del jazz, como las big bands y el be bop, pero pronto empecé a degustar estilos más modernos; disfruto con todos ellos, depende del momento.

Art Ensemble of Chicago

Lo considero un grupo que une tradición y vanguardia de un modo muy personal. Tenían un punto de impredecibles que los hacía especialmente interesantes. Los vi actuar en el Palacio de los Deportes en una sesión memorable y posteriormente pude ver actuar a Lester Bowie en dos conciertos.

Oregon

Descubrí este grupo con el disco Ecotopia, que me parece una joya. Desde entonces he ido conociéndoles más y más, hasta tener un buen surtido de sus discos y haber asistido a dos conciertos suyos (en los que pude comprar más discos).

Miles Davis

Todo el mundo sabe quién es y reconoce su genio. Él decía que había revolucionado la música varias veces. Tengo muchos discos de él y lo pude ver en un concierto en el Palacio de los Deportes en el que vi cómo valoraba y lanzaba de un modo humilde y muy humano a sus músicos. En ese concierto estaba un joven bajista, Darryl Jones, que luego tocó con los Rolling Stones.

Wheater Report

El jazz-rock, en general, me gusta. Y este grupo creo que es el mejor representante. No he podido asistir a ningún concierto suyo, pero por lo menos pude ver en el Auditorio Nacional a un ya mayor Wayne Shorter que tuvo que tocar sentado todo el tiempo; pero lo hizo muy bien.

Pat Metheny

Su sonido inconfundible, su mezcla de estilos y su simpatía lo hacen imprescindible en la escena musical. He seguido su carrera desde que éramos jóvenes los dos y he podido disfrutar de dos de los conciertos que ha dado en Madrid; el último, nada menos que en el Auditorio Nacional.

Jan Garbarek

Tan inconfundible como Pat Metheny, tan arriesgado como él. Es un músico ecléctico que traspasa fronteras. Su música puede parecer fría a un oyente ocasional, pero a mí me parece todo lo contrario. He asistido a un concierto suyo, excelente.

Trilok Gurtu

Lo conocí cuando era percusionista de Oregon y luego he ido siguiendo su carrera en solitario. Une la tradición de música india con conceptos de jazz y de música clásica occidental. Además de verlo en un concierto cuando formaba parte de Oregon, pude disfrutar de un excelente concierto liderando su grupo. Algunas anécdotas que recuerdo de aquel concierto:

Iceberg

Tengo todos sus discos, algunos comprados en compacto mucho más tarde de los años en que se publicaron. También he seguido las carreras de sus integrantes, tras la disolución del grupo.

Música clásica

Utilizo este nombre de género musical porque es fácilmente reconocible, pero es la etiqueta que menos me gusta, por ser demasiado amplia y a la vez demasiado estrecha. Por un lado, abarca desde la música renacentista del siglo XVI hasta las últimas corrientes del siglo XXI; pero por otro lado, se concentra en la música occidental con cierto sesgo elitista.

Me gusta la mayoría de la música clásica, especialmente la música sinfónica y de cámara. No me gusta la ópera ni el lied; menos aún la zarzuela.

Siento predilección por las composiciones sinfónicas complejas, tipo Beethoven, Brahms, Mahler, Richard Strauss, Debussy, Stravinsky... y por la música de cámara, como cuartetos de cuerda u otras formaciones pequeñas.

También soy un asiduo de la música contemporánea, así llamada aunque tenga ya más de un siglo de antigüedad. Especialmente, me gusta ir a conciertos, más que comprar grabaciones. Al ser música actual, entiendo que no ha pasado por el filtro de la historia y hay composiciones que no me gustan, aunque aún no me he arrepentido de ir a ningún concierto de este tipo de música.

Música étnica

Uso este nombre de género como sinónimo de música del mundo o folclore. Compro grabaciones y procuro asistir a conciertos de este tipo de música, muchas veces a ciegas porque no conozco nada del país originario. Pero, en cualquier caso, siempre es interesante. Vivimos en un mundo que no se circunscribe a una sola tradición musical, y si mantenemos los oídos abiertos a nuevas experiencias sonoras, podemos obtener placer de algo inesperado.

Distingo entre el folclore puro, que es el que podemos oír de grupos que mantienen la música tradicional, y música basada en algún folclore, algo que han practicado muchos compositores de éxito. Un ejemplo que me resulta muy interesante para estudiar y agradable para escuchar es la música de la banda sonora de la película La última tentación de Cristo, de Martin Scorsese. La música es de Peter Gabriel y constituye su disco Passion; para componerla, se inspiró en música del Oriente Próximo y publicó el disco Passion sources con algunos de los originales que más le inspiraron.

Música urbana

Este grupo solo publicó dos obras, Música urbana e Iberia, ambas maravillosas para mi gusto. Sus integrantes continuaron carreras de éxito; por ejemplo, Joan Albert Amargós, un excelente compositor.

Paco de Lucía

Los puristas del flamenco no lo consideran un flamenco puro, pero ya he comentado lo poco que me gustan las etiquetas. Para mí, Paco es un maestro.

Jorge Pardo

Un artista enorme que en mi opinión es mucho menos reconocido de lo que merece. Qué gran concierto dio en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional.

Otros géneros

De la infinidad de géneros musicales que hay, selecciono alguno de los que tengo algo que comentar.

Blues

Tengo claro que me gusta; sin embargo, tengo muy pocos discos de blues puro; más bien me gusta cuando lo reconozco como la raíz de temas de otros géneros, como rock y jazz.

Pop

En general, no me gusta; por ejemplo, no me gustan The Beatles. Pero ocasionalmente me gusta algún disco popero; por ejemplo, tengo un par de discos de The Corrs. Y, naturalmente, me puede gustar alguna cancioncilla suelta. (Wannabe, de Spice Girls, me parece un prodigio de producción.)

Algunas obras

En cuanto tuve unas cuantas obras musicales en mi poder, me puse a la tarea de clasificarlas. Creé una base de datos; al principio, sin ordenadores (que no tenía, ni sabía que podría tener), la hice en fichas pequeñas de papel. Con mi primer ordenador la pasé al formato de la base de datos que venía con él. Al final, acabó en un formato moderno de base de datos (SQLite), que me permite acceder a ella desde casi cualquier dispositivo. Pues bien, tengo más de 1350 referencias en esa base de datos (son pocas, lo sé) y de entre ellas selecciono, sin orden, algunas:

Posibilidades para seguir
Mejor visto con cualquier navegador HTML 4.01 válido CSS válido